Una breve introducción a Karlakole, Tayikistán

Karlakole es un lugar encantador con una historia extraordinaria. Se encuentra al pie de la majestuosa montaña Gokova en la región etnográfica Kara de Tayikistán, y fue originalmente una fortaleza utilizada por los pueblos Qashqai, turcomano y bujariano como refugio de invierno. El nombre fue cambiado a Karlakole cuando la fortaleza fue renovada durante el siglo XIX por el arquitecto ruso Piotr Ivanov. Hoy en día, el hermoso pueblo de Karlakole todavía sirve como un hermoso refugio para miles de visitantes cada año.

El pueblo está situado en las laderas de las montañas y tiene un ambiente tropical único, con sus manzanos y jardines dispersos salpicados a lo largo de la carretera principal. El pueblo tiene unas casas centenarias y los edificios más importantes son los dos hoteles que son los más antiguos del pueblo. La arquitectura en el pueblo es típica de Tayikistán y hay muchos lugares pintorescos como el Znamensky (pino) y el Gorniy Homet. El pueblo también tiene un observatorio y un museo de objetos preciosos.

El clima en Karlakole es suave y agradable durante todo el año. En el verano, la temperatura puede alcanzar hasta treinta grados centígrados. Hay mucho aire fresco y mucho espacio en los hoteles, por lo que aquellos que quieran quedarse mucho tiempo y disfrutar del sol pueden hacerlo. La gente de Karlakole es amable y acogedora, y es fácil ver por qué se han vuelto tan populares en todo el mundo. La gente generalmente son tayikos, pero también hay casas de huéspedes chinas y norcoreanas que tienen habitaciones disponibles.

Hay una popular ciudad turística llamada Gromyolai, que está en el camino al pueblo de Karlakole. A los turistas les encanta visitar Gromyolai porque pueden ver el palo de baile. El palo de baile tiene casi cinco metros de altura y puede ser difícil cruzar de un lado del pueblo a otro. Este es un gran espectáculo para ver, especialmente para aquellos que están visitando desde países lejanos. La gente de Gromyolai está muy emocionada de que los extranjeros vengan a visitarlos, y a menudo puedes encontrarlos teniendo competiciones para ver quién es el palo de baile más alto.

La capital de Karlakole Dushanbe está a unas dos horas en coche. El aeropuerto está en San Petersburgo, otro par de horas al norte. Es posible conducir a la capital, pero alquilar un coche siempre es una buena idea. Es mucho más barato que tomar un taxi!

Si está planeando un viaje a esta parte de Tayikistán, una gran idea es hacer un recorrido por el pueblo de Karlakole. La mayoría de los turistas se sorprenden por la simplicidad del pueblo y lo conservado que está. Las únicas tiendas en el pueblo son puestos de comida y un mercado en la calle principal. Hay una pequeña capilla y un museo en el pueblo, donde se puede aprender sobre la gente de Karlakole. Hay un restaurante en el pueblo que sirve deliciosa comida de Tayikistán.